SOBRE PRESUPUESTO 2016, CRISIS SALUD PUBLICA Y EXPROPIACIÓN

DECLARACIÓN PÚBLICA

 

Este mes es la votación en el parlamento respecto a los recursos que el gobierno solicita para llevar adelante su programa, periodo 2016. No obstante, bajo el argumento de contracción económica, el ejecutivo fundamenta quitar piso al presupuesto (e incluso para el año 2017) en el área de la salud pública.

Esta política ha llevado a que NO se aprueben recursos para la construcción de nuevos hospitales en todo el país y el mejoramiento de servicios de salud en general. No obstante, en el gobierno, están de acuerdo con expropiar las viviendas de cientos de familias de la tercera edad de las comunas de Conchalí e Independencia, para construir un corredor de transantiago, que desde el punto de vista técnico como hemos demostrado, no se necesita. Esta obra vial cuesta su construcción 85 mil millones de pesos; con ello podemos construir 5 veces el hospital de Casablanca (15 mil millones) y realizar decena de veces las obras de ampliación del servicio de salud de Las Higueras (78 millones).

En esta misma línea, en vez de cumplir las promesas respecto a un nuevo hospital para la Zona Norte de Santiago, descongestionar el Hospital San José, fortalecer la atención primera y dar solución efectiva a las más de 97 mil personas que se encuentran en lista de espera en la zona norte de la Región Metropolitana, privilegian más bien obras que aumentan el negocio privado y el empeoramiento de la calidad de vida de la población.

En este escenario adverso, no podemos dejar de destacar la lucha de los pobladorxs de Casablanca para posicionar la prioridad que es la Salud Pública en su localidad, pues sabemos que la noticia para la quinta región es nefasta: San Antonio y Casablanca sin recursos para construcción de Hospitales en sus ciudades, y sin recursos para construcción hospital Biprovincial Quillota-Petorca. Saludamos también con mucha fuerza las voces de unidad y protesta que se escuchan en la VIII región, en particular en Las Higueras, y sobre todo, la unidad de trabajadores de la salud, pobladorxs-usuarios y de la clase trabajadora portuaria del Bio-Bio, articulación que se convierte para nosotros en un aliento de lucha a seguir por la salud pública.

Hacemos un llamado de alerta a las organizaciones sociales que luchan por la salud pública respecto al oportunismo político del que hemos sido testigos. Rechazamos toda política que busque “cumplir” la construcción de los hospitales y servicios de salud comprometidos, por medio de las concesiones con el sector privado, como lo ha estado impulsando sectores de la nueva mayoría, y de cabeza, la derecha. Rechazamos también el oportunismo del gobierno y la derecha de querer sacar ventaja electoral de esta situación, mediante sus tibios llamados a “movilizarse”, que por el lado de la derecha buscan posicionar su ya deteriorado conglomerado desde la oposición, y por parte de los políticos de la nueva mayoría, tratar de lavarse las manos en este sucio panorama.

 

¡BASTA YA DE CONCILIAR, ES LA HORA DE LUCHAR!

¡A DEFENDER LA SALUD PUBLICA!

¡NO QUEREMOS EXPROPIACIÓN, QUEREMOS SALUD, VIVIENDA Y EDUCACIÓN!

 

Atte.

Asamblea Territorial de Conchalí  y Agrupación de Usuarios del Hospital San José

Zona Norte de Santiago, 12 noviembre 2015